Flujo RSS




Guía práctica para ahorrar en casa, la luz, el gas y en el súper

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Guía práctica para ahorrar en casa, la luz, el gas y en el súper

Mensaje  rafaeln el Sáb 05 Feb 2011, 01:39

Si quiere comenzar a tejer su ‘colchón’ financiero, tome nota. En el día a día está la diferencia entre un buen y un mal ahorrador.

Los españoles no saben ahorrar. Un estudio realizado por ING entre más de 5.000 consumidores de diez países revela que somos los peores en eso de ‘guardar para mañana’. En Europa, sólo los rumanos lo hacen peor. Los datos hablan por sí solos. Uno de cada tres encuestados en España reconoce no tener ningún tipo de ahorro para hacer frente a las emergencias y, sólo un 18%, tiene guardada una cantidad suficiente como para financiar sus gastos durante un año.

Visto el panorama de crisis, ahorrar se perfila como una obligación para todos. Sin embargo, aunque casi la totalidad de los españoles (92%) desea mejorar sus conocimientos financieros, la mayoría no sabe cómo. “No te gastes el dinero que no tienes" es el consejo que mayoritariamente darían los preguntados en este estudio.

Para gestionar los gastos del día a día, puede tener ayuda. Cómo ahorrar en la lista de la compra, de dónde recortar la factura de la luz o cómo acoplar el presupuesto familiar al gasto son algunas de las cosas que se enseñan en los cursos gratuitos de educación financiera. Mercedes Salas impartió en Alcalá uno de los que dependen del proyecto de la Fundación Laboral WWB en España (Banco Mundial de la Mujer). Desde 2008, ha ayudado a más de 1.000 personas de todas las edades, sexos y nacionalidad. Esta experta ofrece siete claves para que, este año, el propósito de ahorrar no se quede en agua de borrajas.

En el súper
Aunque estemos cansados de escucharlo, hay gente que sigue sin hacer caso. Si quiere ahorrar, el aliado es que vaya a comprar con una lista cerrada de productos. Así evitará, entre otras cosas, comprar cosas que después encuentra en la despensa. “Si es posible, vaya al mercado después de haber comido. Parece una tontería pero el apetito nos hace comprar compulsivamente caprichos que, con el hambre saciada, no compraríamos”, asegura Mercedes quien recomienda no dejarse llevar por las ofertas. Que ponga al lado de un artículo que es el más barato, “no siempre es así” o al menos no es el precio más barato que podemos conseguir, dice esta asesora. “Mucho cuidado con el pague dos y lleve tres. ¿Realmente necesita tres tambores de detergente este mes? Sabemos que tarde o temprano los gastará pero, ¿es necesario el desembolso tan grande ahora teniendo en cuenta que el precio de la unidad es más o menos igual?”, añade. Si tiene posibilidad, compare precios. Los catálogos de productos o Internet pueden ser su aliado para encontrar el producto más barato. “Sobre todo, hay que usar la lógica y comprar de cara a lo que vamos a necesitar en una o dos semanas”, asegura Mercedes.

En casa
El ahorro no sólo se consuma en el supermercado. Una vez en casa, esta asesora aconseja echar un vistazo a la cesta de la compra. “Llega el momento de ver lo que realmente necesitamos y lo que no. Eso nos ayudará a ahorrar en la siguiente compra y a que no se echen a perder determinados productos que no usamos finalmente”, dice.
Pen los fogones. Comprar productos de temporada siempre es más económico. En su preparación también podemos ahorrar. “Si encontramos, por ejemplo, pollo a buen precio, podemos cocinar para varios días. De esta manera el consumo de luz o de gas solo será el de una sesión de cocina. El sobrante se congela y ya tenemos comida para otro día”, explica.

La luz
El consumo eléctrico nos trae de cabeza pero, si se nos enciende la bombilla, quizá ganemos unos euros a final de mes. En ellas, en las bombillas, puede estar el primer ahorro. Hay que instalar en cada habitación el tipo de alumbrado correcto. “Por ejemplo, la luz del pasillo. Apenas está encendida. Suele ser una luz de transición para ir de una habitación a otra. ¿Por qué colocar ahí una bombilla de bajo consumo, mucho más cara que las normales, cuando suele estar apagada?”, explica. Los halógenos son estéticamente bonitos pero disparan el consumo. “Podemos instalar un interruptor para que se encienda solo una fase, por ejemplo”, propone Mercedes.

Asimismo aclara que, en la medida de lo posible, se aproveche la luz del día. No deje las lámparas encendidas cuando salga de la estancia y, si el fluorescente va a estar apagado menos de 20 minutos, es mejor que lo deje encendido. De esta forma, consumirá menos energía que encendiendo y apagando la luz varias veces.

La calefacción
La factura de la calefacción, a pesar de las subidas, puede ser menor si se tienen en cuenta algunos trucos. Durante el día, suba las persianas para que el sol dé luz al hogar. Por la noche, bájelas, para reducir la pérdida de calor. Mantener una temperatura constante en el termostato, ayuda también a ahorrar. “Se gasta menos si se tiene la calefacción puesta a 20 ó 21 grados durante toda una tarde, que si sólo la ponemos un par de horas a una potencia mayor”, explica.

Si está pensando en adquirir una vivienda, preste atención a su orientación. Cuantas más horas de luz tenga, menos dinero gastará en calentarla.

El agua
La subida en un bien de primera necesidad como es el agua parece que hace imposible el ahorro. Sin embargo, unas sencillas normas son suficientes para evitar el despilfarro del agua y, de paso, de dinero. Lavarse los dientes con el grifo cerrado, ducharse en lugar de bañarse, no utilizar el inodoro como papelera y colocar dosificadores en los grifos pueden ser medidas muy eficientes en el ahorro. ¿Sabía que un grifo abierto gasta cinco litros de agua por minuto y uno que gotea puede suponer 60 litros de agua al día? Repare las fugas ya.

Pel teléfono. Compare las tarifas de los distintos operadores para ver qué compañía le resulta más económica y, una vez que tengas su tarifa, realice todas las llamadas durante el horario de la reducida. Ahorrará hasta el 50%.

El ahorro: un gasto más
Por norma, dice esta especialista, debemos tener el ahorro como un gasto más. “Dentro de nuestras posibilidades, debemos fijar una cantidad a ahorrar cada mes. Ésta irá directamente a otra cuenta donde no podremos hacer uso de ella, salvo para emergencias. No tiene que ser una cantidad desorbitada pero, mes a mes, tendremos unos ahorros que pueden salvarnos de algún contratiempo”, sentencia Mercedes.

Dónde apuntarse
Para acudir a estos cursos llame al 91.435.47.03
Más información en www.educacionfinanciera.es

rafaeln

Cantidad de envíos : 191
Pais : España
Fecha de inscripción : 29/05/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.