Flujo RSS




Empeora la crisis: ¿sálvese quien pueda?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Empeora la crisis: ¿sálvese quien pueda?

Mensaje  Admin el Sáb 04 Oct 2008, 06:45

Los sindicatos, tanto CCOO como UGT, han dado una lección de sensatez -o si se quiere de patriotismo del bueno- a toda esa pandilla de políticos y periodistas genoveses que lo único que les interesa de la crisis económica es pescar votos para la derecha en el río revuelto de la demagogia. Precisamente cuando se supo que el número de parados se había multiplicado hasta el estremecimiento, José María Fidalgo y Cándido Méndez coincidieron en no sumarse al carro del Apocalipsis y en valorar de forma positiva las medidas adoptadas por el Gobierno.

Declaró Fidalgo: “Quiero romper una lanza por las políticas del Gobierno y habría también que romper una lanza en la cabeza de quien diga que se pueden hacer cosas y no las pongan encima de la mesa”. Precisó más el líder de CCOO en clara alusión al PP: “Si las cosas que se ponen encima de la mesa es que esto se arregla rebajando impuestos y haciendo transferencias económicas a las familias para ayudarles a pagar la hipoteca, sería el milagro de los planes y los peces”.

Vajilla, rota
Méndez, por su parte, y asimismo en inequívoca crítica a los postulados conservadores, denunció a quienes “dicen con mucha claridad que habría que abaratar el despido, recortar la protección social, bajar los impuestos y hacer un ajuste duro”. El máximo responsable de UGT señaló que aplicando esta fórmula aumentaría aún más el desempleo y “el pago de la vajilla rota –porque en este caso no han sido sólo platos rotos- recaería en las espaldas de la clase trabajadora”. Méndez calificó de “esfuerzo importantísimo” el realizado por el Gobierno en relación con mejorar en estos momentos la protección al desempleo.

El milagro irlandés
La situación no ha hecho otra cosa que empeorar y no sólo en España. En cuanto al número de parados hemos retrocedido a los niveles de 1997. Pero el milagro liberal -que parecía haber conseguido aupar a Irlanda a cotas económicamente muy estimulantes- se ha hecho añicos de pronto. Irlanda ha sido la primera economía de la eurozona que ha entrado oficialmente en recesión. Como se ha subrayado desde las páginas de El Plural, Esperanza Aguirre –la esperanza blanca de los ultraliberales españoles- había elogiado con frecuencia el modelo irlandés. Ahora calla, mientras silencia el derroche de su Gobierno en los fastos de los teatros del canal. Apuntemos, entre paréntesis, que el tránsfuga Boadella les va a costar muy caro a los madrileños.

Más de sesenta años
El panorama se ha complicado en los últimos días. El siempre parco en palabras Jean-Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo, ha llegado a decir que esta crisis “es la peor desde la segunda guerra mundial”, finalizada hace más de sesenta años. Que tomen buena nota aquellos que se han pasado los últimos meses acusando a Zapatero y a Solbes de haber ocultado a los españoles la gravedad de la crisis. ¿Por qué no dicen lo mismo en relación a Trichet, quien por cierto maneja la llave de mantener o rebajar el precio del dinero –factor clave en términos económicos y financieros-, y que nunca hasta el pasado jueves se había mostrado tan pesimista en sus augurios?

La cumbre de París
Empieza a propagarse, como en los naufragios, el grito de “sálvese el que pueda”. La cumbre de París, promovida por Sarkozy –en un gesto más cara a la galería que por ahora eficaz- evidencia la falta de sintonía en cuanto a la crisis económica entre el presidente de la República francesa y la canciller alemana, Ángela Merkel. Ésta preside –conviene no olvidarlo- un Gobierno de coalición con los socialdemócratas y, por lo demás, en la muy conservadora Baviera le acaban de enviar los ciudadanos –a través de las urnas- un mensaje de censura o de descontento.

La Gran Depresión
La UE no es capaz de lograr el consenso mínimo entre los diversos Gobiernos y países. El Fondo Monetario Internacional teme una recesión de largo e incierto recorrido y pide medidas enérgicas. El FMI va más lejos que Trichet. Esta crisis únicamente es comparable a la Gran Depresión o el crack de 1929, cuyas consecuencias llevaron al nazismo en Alemania y, por supuesto, a la II Guerra Mundial, tras el sangriento y cruel prólogo de la guerra civil española. El premio Nobel Joseph Stiglitz ha cargado contra el plan intervencionista de Bush y que, a pesar de todo, ha levantado una cierta confianza. Sostiene Stiglitz: “Es tan ineficaz como hacerle una transfusión sanguínea masiva a una persona que sufre una grave hemorragia interna”.

El horno y los bollos
No está el horno para bollos y es cada vez más estúpido pasar la factura al Gobierno Zapatero. Los hechiceros y los gurús de la economía se ha demostrado que sólo saben dar palos de ciego. Rajoy y sus amigos tendrían que fijarse con atención en el diagnóstico de Manuel Pizarro. Este hombre tan parlanchín y polémico ha expuesto -esta vez con tino encomiable- lo que está ocurriendo: “Con las cosas de comer no se juega”. Y ha añadido: “Vamos a salvar los muebles entre todos juntos porque si nos ponemos a discutir si son galgos o podencos nos come la crisis”. Ojo, pues, con los perros. Sobre todo, con los que ladran siempre. Y los que, aparentemente hambrientos, van a lo suyo. Es decir, a cuanto peor, mejor. Éstos son los más peligrosos.

Enric Sopena es director de El Plural

Admin
Admin

Cantidad de envíos : 118
Pais : España
Fecha de inscripción : 27/05/2008

Ver perfil de usuario http://ahorrarencasa.youzoco.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.