Flujo RSS




El cambio de hábitos en el hogar permite ahorrar un 20% en luz

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El cambio de hábitos en el hogar permite ahorrar un 20% en luz

Mensaje  Admin el Miér 02 Jul 2008, 09:52

Para una vivienda media con cuatro ocupantes la reducción puede superar los diez euros mensuales La elección de electrodomésticos y bombillas, y el uso responsable frenan la subida que entró en vigor ayer.

Han entrado en vigor las nuevas tarifas eléctricas promovidas por el ministerio de Industria que suponen un 5,6% más de media en los recibos de 24 millones de hogares españoles. Esta modificación supone además que el que consuma más pagará esa electricidad a un precio más caro. Una medida que, según el ministro de Industria, Miguel Sebastián, pretende fomentar el consumo responsable. Parece más importante que nunca prestar atención a los interruptores de la casa, ya que un buen uso de los electrodomésticos permitirá no sólo frenar este aumento, sino reducir el recibo hasta un 20%.

El primer paso sería adquirir electrodomésticos de bajo consumo, los que vienen clasificados dentro del tipo A, A+ y A++. Según la calculadora de ahorro energética que tiene en su web la Agencia Andaluza de la Energía, dependiente de la consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, la elección de este tipo de aparatos supone un ahorro anual de hasta 115 euros. Este ahorro se calcula por el menor consumo energético que suponen un frigorífico, un congelador, un lavavajillas y una lavadora de clase A, frente a los mismos productos clase D.

Pero al margen de esta medida, el uso responsable de la energía, permite reducir hasta un 20% la factura, que pasa a ser mensual. Para un hogar medio, con cuatro ocupantes, esta reducción supone unos diez euros al mes.

Responsabilidad

Una vez que tiene los electrodomésticos que necesita, revise su consumo. Sobre todo, teniendo en cuenta que a menor gasto, más bajo es el precio de esta electricidad, por lo que conviene el doble ser precavido.

La cocina es uno de los lugares fundamentales donde reducir el consumo eléctrico. De la nevera al horno, los hábitos en esta dependencia son fundamentales. Por ejemplo, en cuanto a la nevera, es aconsejable colocarla en lugares frescos y ventilados, alejados de fuentes de calor. Limpie al menos una vez al año la parte trasera del frigorífico, compruebe que la goma de la puerta está bien, y no introduzca nunca alimentos calientes. Descongele antes de que la capa de hielo alcance los 3 milímetros, lo que le permitirá ahorros de hasta el 30%. Estos consejos los ofrece el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio a través de su Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA) en la guía práctica de la energía.

Otro electrodoméstico como la lavadora también acapara parte del ahorro. Al lavar la ropa, intente que el tambor siempre esté lleno, utilice los programas de baja temperatura y use regularmente descalcificantes, además de limpiar el filtro de la lavadora. Por supuesto, aproveche el calor del sol para secar la ropa en lugar de hacer uso de la secadora. Y si tiene que usarla, centrifugue primero la ropa, se secará antes.

Con las nuevas tarifas y horarios, infórmese bien, porque a partir de las diez de la noche es cuando más barato resulta poner en marcha estos electrodomésticos. A esa hora empieza el periodo conocido como 'valle'. Algo similar se puede aplicar al lavavajillas, que debería usarse siempre con carga completa. Revise frecuentemente los niveles de sal y abrillantador.

El horno es otro de los protagonistas. Tenga en cuenta que no será necesario precalentarlo para aquellos guisos en los que emplee más de una hora. No abra innecesariamente el horno, cada vez que lo hace pierde un mínimo del 20% de la energía acumulada, y apáguelo unos minutos antes de acabar la cocción; el calor residual será suficiente para cocinar.

De bombillas

La iluminación, que supone un 18% del total de consumo eléctrico de una vivienda, es otra de las claves. Es fundamental, en primer lugar, usar bombillas de bajo consumo, ya que para un mismo nivel de iluminación ahorran hasta un 80% de energía y duran hasta ocho veces más, por lo que se compensa su precio holgadamente. Dentro de las de bajo consumo, las bombillas electrónicas consumen menos que las convencionales y aguantan un mayor número de encendidos y apagados. Las lámparas de bajo consumo

Una advertencia para ahorrar es mantener limpias las bombillas y lámparas, lo que aumenta la luminosidad. Pinte en colores claros las paredes de casa, necesitará menos iluminación artificial. Y en las zonas donde necesite más luz durante muchas horas, coloque tubos fluorescentes.

Ahora que llega el calor, los sistemas de ventilación y aire acondicionado se convierten también en electrodomésticos de gran uso. Desde el ministerio advierten que una temperatura de 25 grados es más que suficiente para sentirse cómodo en el interior de una vivienda y que la diferencia con el exterior no debe ser de más de 12 grados. Y para evitar el excesivo calentamiento de la vivienda, basta con instalar toldos, cerrar persianas y correr cortinas.

Para la televisión, por ejemplo, es aconsejable que no use el modo de espera del aparato, porque aunque parezca apagado, está consumiendo electricidad. Y por ejemplo, para el ordenador, el salvapantallas que menos consume es el de color negro.

Fuente Ideal.es

Con todos estos consejos de consumo responsable, la factura de un hogar medio se puede reducir, de media, un 20%.

Admin
Admin

Cantidad de envíos : 118
Pais : España
Fecha de inscripción : 27/05/2008

Ver perfil de usuario http://ahorrarencasa.youzoco.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.