Flujo RSS




Bolsillos con fondo. Unos consejos para ahorrar con el coche

Ir abajo

Bolsillos con fondo. Unos consejos para ahorrar con el coche

Mensaje  rafaeln el Sáb 14 Jun 2008, 13:21

Las economías familiares pueden evitar gastos innecesarios con unos simples trucos que dependen, casi siempre, del sentido común, como no dejar las luces encendidas o utilizar la inercia del coche para reducir la velocidad

Un conductor realiza un cambio de marchas en su coche mientras circula por Donostia.Foto: ruben plaza


dejar de acelerar antes de llegar a un semáforo; pasar directamente de segunda a cuarta cuando la velocidad lo permita o circular en cuarta o incluso en quinta aunque se vaya a 50 ó 60 kilómetros por hora.

Son tres técnicas claves para conseguir reducir de una manera significativa el consumo de combustible de un vehículo hasta un 12%. En la actualidad, eso significaría, para un coche medio con gasolina sin plomo 95 que circule por ciudad y que tenga un depósito de 50 litros, gastar casi siete euros menos en cada llenado.

El ahorro no es nada despreciable si se tiene en cuenta el continuo aumento del precio del barril de brent. En los últimos tres años, más de 5.000 personas han participado en los cursos gratuitos de conducción eficiente promovidos desde Europa y organizados por el Ente Vasco de la Energía (EVE), en los que, además de otros pequeños trucos, se incide en las citadas tres prácticas.

Últimamente, la crisis o el incremento de los precios también han convencido a más conductores para apuntarse. "Cada vez vienen más personas, y ahora gracias al acuerdo con más de 180 autoescuelas de toda la Comunidad Autónoma Vasca (CAV) los cursos se pueden hacer prácticamente en todos los municipios", explica Valentín Domínguez, técnico del EVE. En todo caso, los ciudadanos también pueden acudir directamente a esta entidad para recibir los cursos de manera gratuita si no encuentran una autoescuela cerca.

el curso Las clases son de cuatro horas. El alumno (suelen hacerlo tres a la vez, en el mismo coche) completa un recorrido de unos siete kilómetros en un entorno urbano. El profesor va tomando nota y calculando el consumo y la velocidad en cada momento. Después, los tres acuden a un aula para recibir una clase teórica personalizada.

Así, además de darles las pautas principales que se deben seguir para reducir el consumo, también se les explica cuáles son las prácticas en las que cada uno pierde más gasolina o gasoil. Tras la clase, se repite el circuito siguiendo esas pautas. "La media de ahorro conseguida tras las enseñanzas hasta ahora es del 12%", señala Domínguez.

atentos al mínimo detalle El responsable de los cursos reconoce que una de las prácticas más comunes entre los conductores es conducir a una marcha más baja de lo estrictamente necesario en ciudad, lo que conlleva que el coche vaya más revolucionado. "Los coches de hoy en día pueden conducir por una avenida en quinta aunque se vaya a 50 kilómetros por hora", explica, de manera que se puede llevar menos reserva de potencia de la habitual y, de este modo, se pueda ahorrar combustible.

Domínguez también señala que los vehículos modernos (la mayoría de los que tienen menos de diez años) pueden saltar de segunda a cuarta directamente, lo que supone otra forma de ahorro. Y tanto éstos como los coches más viejos pueden aprovechar la inercia de su motor y, por ejemplo, dejar de acelerar en los últimos metros antes de parar en un semáforo, de manera que el coche se vaya parando por sí solo.

Estas tres prácticas se pueden aplicar a la gran mayoría de vehículos, tanto de gasoil como de gasolina, y también a muchas motos, ya que, al fin y al cabo, los errores suelen ser los mismos en unos transportes que en otros. "Al final, de lo que se trata es de rascar un poco en cada esquina, a la hora de tomar las curvas, al entrar en una rotonda, si se va en caravana", señala Domínguez.

autoescuelas Estos cursos los financia íntegramente el EVE y, hasta ahora, los impartían profesionales del Real Automóvil Club Vasco Navarro. Pero cada vez son más las autoescuelas de la CAV que también han firmado un acuerdo con el Ente Vasco de Energía para impartir los cursos, después de recibir la formación necesaria. Eso ha permitido ampliar tanto los horarios como el alcance de los clases, que dependen de cada autoescuela.

Además, los profesionales que enseñan a conducir también están estudiando cómo integrar estas lecciones para una conducción eficiente en las prácticas para sacar el carné, aunque, de momento, deben seguir estrictamente las normas de la Dirección General de Tráfico para superar los exámenes.

El EVE, que lleva ya tres años ofreciendo estos cursos a ciudadanos, ayuntamientos y empresas, también imparte clases específicas para quienes se dedican a la conducción de tractores, camiones y vehículos industriales.

Igual que en la CAV, también en otras ciudades del Estado, así como en la mayor parte de Europa, se está apostando por difundir técnicas concretas que ayuden a los conductores a consumir menos combustible. El objetivo es, además de ahorrar dinero, contaminar lo menos posible. Por eso no es extraño que incluso los profesores de autoescuela enseñen aparte de a conducir, a hacerlo de una forma más eficiente y con menor impacto ambiental.

rafaeln

Cantidad de envíos : 191
Pais : España
Fecha de inscripción : 29/05/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.