Flujo RSS




Recurrir a detectores de presencia para ahorrar energía

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Recurrir a detectores de presencia para ahorrar energía

Mensaje  Admin el Jue 05 Jun 2008, 06:47

Los detectores de presencia, también llamados detectores de movimiento o interruptores de proximidad, sirven para conectar o desconectar la iluminación de cualquier espacio en función de la existencia o no de personas en el mismo.



Con esto se logra que el control de encendido y apagado se realice automáticamente, sin que ninguna persona tenga que accionarlo, de manera que solamente permanecerá encendido un interruptor cuando realmente se requiere que la estancia esté iluminada, logrando a su vez un ahorro energético que puede a llegar a ser importante.

Concretando, algunas de las ventajas de estos interruptores de proximidad son:

- Ahorro de energía y disminución del gasto como consecuencia de una mejora en el control de la instalación de la luz.

- En grandes superficies se reducen los costes de la contratación de personal para la supervisión del estado de los interruptores.

- Como la inversión para adquirir e instalar estos detectores no es muy alta, rápidamente se rentabiliza su compra.

De todas formas hay que valorar de qué superficie se trata para saber si es conveniente tener estos interruptores de movimiento. Por ejemplo, en una sala o habitación de un hogar no interesa su instalación como tampoco en locales muy pequeños donde el bajo consumo de iluminación no justifica la colocación de un detector. Sin embargo, en la escalera de una Comunidad de Vecinos, en aseos de grandes centros comerciales o en los exteriores de jardines sí que resulta interesante.

La mayoría de estos interruptores de proximidad funcionan por un sistema de radiación infrarroja, que se encarga de captar la presencia y el movimiento de las personas dentro de su área de alcance. Normalmente, este aparato inteligente está programado para detectar variaciones de temperatura a una ya establecida previamente y que suele coincidir con la temperatura ambiente. Como la temperatura corporal de una persona suele ser mayor, su presencia pone en marcha el dispositivo, que enciende automáticamente el interruptor.

A la hora de adquirir un modelo de detección de presencia hay que tener en cuenta dos variables:

- ángulo de detección: existen detectores que abarcan desde los 110º a los 360º.

- distancia de detección: posee un alcance que puede llegar hasta los 12 ó 20 metros.

- retardo de desconexión: es el tiempo entre la salida de la persona y la desconexión de la iluminación, algo que puede ser perfectamente ajustable.

- poder de ruptura: es la carga máxima que el detector es capaz de conectar y desconectar por sí mismo. Como máximo soporta los 1.000 W a lo que iluminación incandescente se refiere.

Conociendo esto, se pueden variar las condiciones y los valores para cada caso. Si sólo se quiere hacer una instalación puntual, no surgen problemas, pero en los casos en los que la instalación de iluminación es más compleja y supera las potencias indicadas, el detector va asociado a un dispositivo auxiliar (contactor) que se encarga de efectuar la conexión y desconexión de los circuitos de alimentación.

Hay que saber que la conexión se hace a la tensión de red (230 V) pero existen modelos alimentados por baterías o pilas cuando se necesite realizar una instalación en lugares alejados de la red eléctrica como puede ser un jardín.

Admin
Admin

Cantidad de envíos : 118
Pais : España
Fecha de inscripción : 27/05/2008

Ver perfil de usuario http://ahorrarencasa.youzoco.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.