Flujo RSS




Ahorra agua en tu jardín

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ahorra agua en tu jardín

Mensaje  Admin el Jue 05 Jun 2008, 06:45

Seguro que estás aburrido de escuchar este mensaje: "El agua es un bien escaso y muy valioso. Utilizarla de forma racional es una obligación de todos los ciudadanos para asegurar un mundo habitable a las próximas generaciones."


Pero, ¿lo has aplicado alguna vez en tu jardín?. Nosotros te mostramos en este artículo algunas de las posibilidades que existen para que sigas disfrutando plenamente del jardín con la satisfacción de estar ahorrando agua en su mantenimiento. Si vives en el Norte con suficientes recursos hídricos, o si estás en el Sur y dispones de pocos, puedes y debes controlar tu consumo de agua.


1-CONSEJOS GENERALES



Desde hace muchos años el agua es un tema que ocupa y preocupa a la sociedad y, sobre todo, a los amantes de las plantas que conocen lo importante que es para su ciclo vital.


La mayoría de las regiones de la Península Ibérica tienen climas con pocas aportaciones pluviométricas, pero eso no significa que tengas que renunciar a disfrutar en tu jardín. Lo que tienes que hacer es utilizar el agua de una manera racional.


A continuación te describimos brevemente algunas fórmulas para hacerlo:


- Practica la xerojardinería o, lo que es lo mismo, el jardín seco. Se trata de utilizar especies que necesitan pocas aportaciones de agua. Hay muchas especies adaptadas: madroño, encina, olivo, romero, cantueso, hiedra...


- Utiliza el acolchado que es una técnica que evita la evaporación del agua por parte de la tierra. Puedes hacer acolchados vegetales o minerales. En el apartado Otoño de la ficha proyecto "Abonar el jardín", describimos cómo se hace un acolchado básico.


- Al elegir las especies vegetales que van a poblar tu jardín, hazlo siempre entre las que mejor se adapten al clima de la región.

- Controla las posible fugas del circuito de riego, pues a través de ellas se puede perder hasta un 60% de agua.


- Riega en horas de poca insolación. Es decir, a primera hora de la mañana o a última de la tarde.


- Antes de regar las plantas que están en contenedor, comprueba introduciendo el dedo en la tierra su grado de humedad. Con esta sencilla operación se puede ahorrar hasta un 20% de agua en algunos casos.


- Elimina las malas hierbas, pues compiten por el agua con tus plantas favoritas.


- Evita las podas severas que impulsen el crecimiento excesivo de las plantas porque demandarán más agua. Con el mismo objetivo, controla la utilización de fertilizantes.


- Recoge agua de lluvia y utilízala para regar.


- Si quieres poner una pradera de césped, asegúrate de que la especie sea la apropiada al clima de tu región.


- Acostúmbrate a barrer los senderos con la escoba. Si utilizas una manguera para limpiarlos, habrás empleado 250 litros de agua en quince minutos.





2-SISTEMAS DE RIEGO



A continuación te exponemos de qué manera puedes ahorrar agua con los sistemas de riego habituales.


1. - SISTEMAS MANUALES O DE SUPERFICIE


En algunos jardines son los únicos sistemas que existen y en otros se utilizan como complemento del sistema de riego automático:


Para ahorrar agua con la manguera, es muy importante que utilices un accesorio regulador de caudal que te permite elegir el tipo de chorro más apropiado para cada zona del jardín.


Recuerda que la manguera no es un sistema adecuado para regar el césped porque no garantiza que el agua se distribuya de manera uniforme. Además, se producen charcos que provocan enfermedades en la pradera.


El mejor sistema para controlar la cantidad de agua que recibe cada planta. Se recomienda su uso para las terrazas con macetas y para las plantas del jardín que estén sembradas en contenedores.


2. - SISTEMAS AUTOMATICOS

Además de evitarnos trabajo, la instalación de un sistema de riego automático en el jardín es el mejor recurso para optimizar el consumo de agua. Para que resulte más cómodo y riegue con más eficacia, se introduce un programador en el circuito de manera que las plantas reciben el agua que necesitan independientemente de que estemos o no en casa. También existen sensores de lluvia o de humedad que en tu ausencia anulan el riego.


El sistema está enterrado en el suelo y los elementos que afloran a la superficie para regar son de dos tipos:


Se aplican sobre grandes superficies porque lanzan un gran volumen de agua en forma de lluvia pero de manera uniforme y controlada. A la hora de colocarlos, es muy importante vigilar que no encuentren obstáculos en su área de actuación para que rieguen de forma eficaz. Al mismo tiempo, para no desperdiciar agua ni provocar charcos hay que verificar que no haya dos aspersores mojando la misma zona.


Estos dispositivos distribuyen el agua en forma de pequeñas gotas. Como la difusión del agua se realiza a través del aire, resultan ideales para plantaciones de césped o arbustos pequeños.


En este sistema el agua se distribuye puntualmente sobre cada planta, sin atomización y sin que empape el resto del terreno. De ahí que el goteo sea un recurso excelente para ahorrar agua. Además, si se diseña un buen circuito, se puede aportar a cada especie vegetal la cantidad de agua que realmente necesita.


Existen sistemas de riego por goteo compuestos por microdifusores y microaspersores que resultan muy prácticos en las terrazas con macetas o en las zonas del jardín donde tengas plantas en contenedor. Si deseas saber más sobre estos sistemas y su instalación, consulta la ficha proyecto "Instalar sistemas de riego en terrazas y balcones"


Una vez analizadas las características de cada sistema, te toca elegir a ti el que mejor se adapte a las características de tu jardín y a tu estilo de vida. No olvides que lo ideal es combinarlos pensando en lo más eficaz para cada zona. Es decir, aunque el riego por goteo es el que más agua ahorra, no sirve para regar la pradera.


Como has podido apreciar hasta aquí, existen multitud de soluciones para que las plantas se desarrollen de forma saludable haciendo un consumo responsable del agua.




3-CONTENEDORES CON AUTORIEGO


Los contenedores o macetas han sufrido también una gran evolución. Además de disponer de una variada oferta de materiales, formas y motivos decorativos, se pueden adquirir hidrojardineras o contenedores de autoriego.


Estos contenedores acumulan el agua en un doble fondo del cual la planta va extrayendo la cantidad exacta de agua que necesita en cada momento. Casi todos disponen además de un dispositivo que nos avisa de cuándo hay que volver a regar la planta.


Si nos fijamos en los platillos que tradicionalmente colocamos debajo de nuestras macetas, observamos que casi siempre las regamos en exceso. Los contenedores con autoriego por tanto nos permiten ahorrar agua y ausentarnos de casa con la tranquilidad de que nuestras plantas van a tener agua suficiente.


Un último consejo para tu jardín en macetas. Cuando los contenedores están colgados las plantas sufren más evaporación que cuando están apoyados en el suelo. Por eso es aconsejable que en verano busques para estas plantas una ubicación donde estén más protegidas contra la evaporación.




4-GEL DE AGUA, UNA OPCIÓN PARA LAS VACACIONES



Lo que te proponemos ahora no es tanto una forma de ahorrar agua como de asegurarte de que a tu planta no le va a faltar mientras estás fuera de casa. Existen muchos métodos tradicionales: encargar el riego de las plantas a un amigo; llenar la terraza de barreños de agua y comunicarlos mediante cordoncitos con las plantas, etc. Pero el que te proponemos resulta sobre todo cómodo y eficaz.


El gel de agua se adquiere en un envase de plástico en forma de salchicha. Basta con hacer un corte en el plástico y depositar la salchicha sobre la tierra de la maceta. El gel va liberando el agua hacia las raíces de la planta de manera constante.


También es un buen recurso para regar macetas colgantes que no tengan un fácil acceso.


Si te decides por este gel, lee con atencion las indicaciones del fabricante y no dejes de seguirlas.




5-PISCINAS



A continuación te detallamos algunas recomendaciones muy útiles para conseguir ahorrar agua en tu piscina:


- Si todavía no tienes piscinas pero estás pensando en instalarla, recuerda que una profundidad de 1,8 a 2,2 m. es suficiente para que niños y adultos puedan disfrutar del baño. Ten en cuenta que, reduciendo la profundidad haces que el volumen de agua sea menor y, por tanto, ahorrarás en agua y mantenimiento.


- No dudes en instalar un circuito cerrado de depuración que permite reutilizar el agua de la piscina minimizando las pérdidas.


- Si durante la temporada de baño la mantienes cubierta mientras que no la utilizas, reduces las pérdidas de agua por evaporación. Ten en cuenta que una piscina puede perder unos 200 litros de agua al día, cubriéndola evitas un 80% de evaporación. Con ello ahorras agua porque tienes que rellenar menos la piscina y reduces el consumo de productos químicos para su mantenimiento.

- Si terminada la temporada de baño la dejas llena de agua y añades los productos apropiados para el invernaje, no tendrás que rellenar el vaso para la siguiente temporada. Si quieres más datos sobre cómo se prepara el invernaje de la piscina, consulta la ficha proyecto "Mantener a punto la piscina".


- Utilizar duchas de bajo consumo o con temporizador es otra medida muy práctica para no desperdiciar agua.

Admin
Admin

Cantidad de envíos : 118
Pais : España
Fecha de inscripción : 27/05/2008

Ver perfil de usuario http://ahorrarencasa.youzoco.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.